Casas Pasivas

Nos encanta la madera y tenemos respecto por el planeta que la crea. Para nosotros, las casas pasivas son un hermoso sueño hecho realidad.

Edificios pasivos vs. edificios de consumo de energía casi nulo

La Casa Pasiva, tal como la define Passivhaus Institut, es una casa con una alta eficiencia energética, pero a diferencia de los edificios de consumo de energía casi nulo, requiere sin embargo un aporte de energía para mantener el confort interior, aunque se trate de un aporte muy reducido. El término “pasiva” se aplica tanto a las viviendas individuales, como a las colectivas o a los edificios industriales o comerciales. En la construcción de un edificio pasivo, cada elemento juega un papel para hacer que el consumo de energía sea más eficiente y para minimizar las pérdidas de aire o energía.

Casa pasiva de madera: una garantía del confort

¿Por qué una estructura de madera tiene una ventaja en la construcción de un edificio pasivo? La madera combina la capacidad de absorber y retener el calor con varias propiedades sumamente importantes, como la resistencia al agua, la integridad estructural y la calidad del acabado.

A partir de un buen conocimiento del terreno en el que se va a construir, el rendimiento energético del nuevo edificio se debe asimismo a la orientación, a la utilización juiciosa de los recursos durante la construcción, a la colocación adecuada de las masas térmicas, a la disposición de las habitaciones, puertas, ventanas, a la elección de los métodos de sombreado, etc.

El estándar de la casa pasiva prevé al menos los siguientes rendimientos:

Máximo 10 W/m² necesario calórico constante;

Máximo 42 kWh/m² necesario anual total de energía.

Máximo 15 kWh/m² necesario anual para la calefacción del espacio;

Al no cumplir con los parámetros anteriores, un edificio ya no se considera pasivo.

Dimmer – un equipo totalmente certificado por Passivhaus Institut, desde el diseño hasta el montaje

La Directiva 2010/31/UE del Parlamento Europeo y del Consejo de la Unión Europea, del 19 de mayo de 2010, relativa al rendimiento energético de los edificios, prevé un aumento de la eficiencia de los edificios nuevos y establece que todos los edificios nuevos tengan un buen rendimiento energético (“consumo de energía casi nulo”) hasta el final de 2020 y, en cuanto a los edificios públicos, hasta el final de 2018.

Según iPHA (Asociación Internacional Passivhaus), solo aproximadamente 60,000 casas en todo el mundo están construidas según estos estándares, aunque un número considerablemente menor está certificado a tal fin. Tanto los diseñadores, como el equipo de montaje de Dimmer están certificados por el PHI (Passive House Institute) para su conocimiento en el diseño de edificios de conformidad con el estándar de la casa pasiva. Una de las casas pasivas más recientes en la construcción de la cual el equipo Dimmer ha participado es #casabuhnici.